Reflexiones: no solo alfabetizar

Como parte de las reflexiones de fin de curso, os mando un artículo que he leído sobre la importancia de educar el caracter. No estoy de acuerdo en todo lo que dice, por ejemplo, yo nunca tomaría a mal que un alumno llorara aunque tuviera 19 años, porque no estoy de acuerdo con ningún tipo de educación que reprima las emociones, pero sí creo que es importante ayudar a los niños y niñas a forjar un caracter que les ayude a lidiar con las dificultades en el futuro y creo que eso empieza ahora. En este momento.

La educación Infantil no es solo alfabetizar. No todo en la vida son letras y números, también se trata de ayudarles a desarrrollarse como personas y eso implica muchos aspectos: tolerar la frustración, comportarse adecuadamente entre iguales sin hacer daño a los demás; respetar el entorno; respetar las normas; valorar el esfuerzo, sentirse apreciado.

Lo que más he visto que refuerza la autoestima en esta edad, como ya os he repetido muchas veces, es el refuerzo a la perseverancia. Ayudarles a intentar las cosas sin desfallecer. Ofrecerles una mirada de reconocimiento al realizarlas bien, ser valorados y valoradas cuando lo consiguen. Lograr que tengan ” fuerza de voluntad” es como acumular un tesoro de herramientas para la vida.

Siguiendo los principios de María Montessori, no les hago nada que ellos puedan hacer por sí mismos para, de esta manera , favorecer la autonomía. En nuestro aula todo son responsabilidades. Ellos barren el suelo cuando se llena de fusca; limpian las mesas; reparten los papeles de limpieza; reparten el jabón y el gel. Todo lo que voy viendo que pueden hacer se lo ofrezco. Hoy he visto cómo se han levantado a colocar las cajas de la plastilina porque pensaban que no estaban muy bien colocadas. Eso les hace dueños del espacio, y les da sensación de control sobre lo que les rodea y sobre sus vidas. Cuando alquien entra en el aula y les ve organizarse como hormiguitas , siempre me comunican que es una imagen maravillosa. A mí también me lo parece.

Entre otras cosas trabajamos este poema de autor desconocido:

“Has de aprender la lecciòn poniendo mucha atención

y si no es a la primera, perservera, perservera,

al fin cobrarás valor,

ya verás, si perseveras, todo irá mucho mejor”.

Aunque pensamos que son pequeños, a esta edad no son ignorantes. Saben si son apreciados o no. Si se les respeta o no. Hacerles todo no es respetarlos. Porque se sienten inútiles.

Os dejo el artículo con el que ya os digo que no estoy de acuerdo en todo. No creo en los premios. No premio a los mejores. Premio el esfuerzo de cada cual en su medida. Tampoco creo en la represión de las emociones , se tenga la edad que se tenga. Aunque sí les hablo de cómo podemos gestionar esas emociones para que no nos desborden (para no tener una pataleta , por ejemplo). Sí creo, como se explica aquí, en que tenemos que ayudarles a forjar un caracter que les fortalezca. Con disciplina pero con amor. La vida no es fácil para ninguna generación. Fortalecerles con cariño es para mí una forma de protección más grande que envolverlos en algodón. En eso estoy de acuerdo, como maestra y por propia experiencia de vida. De todos modos, es un artículo para ser debatido por su complejidad. Ahí lo dejo. Un tema interesante para debatir…

https://www.elmundo.es/papel/todologia/2017/01/11/5874d407268e3e6f3a8b45bc.html

Publicado por Pilar Alcántara

Madre. Maestra de Educación Infantil. Poeta. Inventora de sueños a través de las letras.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: